logo

0 %



El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Dr. Álvaro Justiniano, pidió a la población asegurada que busca realizarse una prueba para comprobar si es reactivo o no al COVID-19, asista a su seguro de salud, para liberar pruebas y vacunas en los centros habilitados en lugares públicos y centros de salud de primer y segundo nivel para las personas que no cuentan con un seguro a corto plazo: “Los seguros tienen la obligación de responder a sus afiliados otorgándoles las pruebas de diagnóstico y los que no tienen seguro puedan acudir a los centros de salud respectivos para que se les tome las muestras, porque hay disponibilidad y hay el compromiso de que el día de mañana (martes) nos están llegando 30 mil pruebas más, a nivel Bolivia están faltando pruebas”.

 La finalidad es que evitar un doble esfuerzo respecto a la realización de las pruebas antígeno nasal, además que algunas personas estaban asintomáticas o no tenían ninguna indicación de realizarse una prueba COVID, pero al ser gratuitas acudía en gran cantidad a los puntos habilitados. “Recomendar a la población en relación a los testeos que se efectúa, hay personas inescrupulosas, gente que no tiene ninguna autorización ni cumple con el registro pertinente a través de la coordinación departamental de laboratorios y está realizando pruebas en centros no autorizados, lo están haciendo de manera domiciliaria y esos resultados no son reportados al sistema de vigilancia”, advirtió Justiniano.