logo

0 %

El gobernador de Tarija, Oscar Montes Barzón, emitió la resolución administrativa N° 165/2021, declarando desde este 15 de septiembre la veda general de la pesca en el departamento, en sus cuatro sistemas hidrográficos: Pilcomayo, Bermejo,  llanura chaqueña y endorreico, incluyendo los lagos y represas, quedando prohibida toda actividad pesquera con fines comerciales hasta nueva disposición.

El Secretario de Desarrollo Productivo, Efraín Rivera, señaló que la resolución fue emitida en virtud a un acuerdo entre los programas de Conservación y Desarrollo de la Fauna (Codefauna), tanto de Villa Montes como de Yacuiba, la oficina de Biodiversidad, los transportistas, los pescadores, pueblos originarios y todos los concesionarios pesqueros-

“Se da inicio a la veda y no se puede pescar, porque los peces comienzan a reproducirse y a subir o desovar, por eso hay que cuidar todo el pescado que genera mucha economía en cuatro meses, porque la pesca empieza el 6 de mayo y luego de cuatro meses estamos levantando, esto para proteger la fauna piscícola y ahora nos queda hacer los controles respectivos”, explicó Rivera y  señaló que en los puestos de control se comenzará a revisar camiones y vehículos para verificar que no lleven conservadoras o cajas con pescado, sujetos de ser  decomisados y sancionados.

Por su parte, el responsable de la Dirección de Biodiversidad, Evelio Tellez, explicó que por el tema biológico la especie piscícola o hidrobiológica entra en etapa de reproducción, lo que significa que los peces comienzan a multiplicarse:

“Esto significa que, si el día de mañana nosotros hacemos una pesca indiscriminada en el río Pilcomayo en este tiempo que los peces se reproducen y desovan, se crean larvas, después los alevines y luego se forman los pescados, es por eso que, para conservar nuestra especie piscícola, todos los años el Gobierno Departamental emite un decreto para que los transportistas y pescadores de los diferentes ríos y lagos no puedan transportar pescado ni por tierra ni por agua”.

Agregó que como oficina de biodiversidad ya se coordinó con Codefauna de Villa Montes y Yacuiba, para hacer cumplir la resolución administrativa y las personas ya no puedan trasladar pescado: “Si el día de mañana permitimos que transporten el sábalo en una pesca indiscriminada, de aquí a dos o tres años no vamos a  contar con el elemento básico y de sustento, no solamente para las familias originarias, sino también para el pueblo en general que consumen pescado”.