logo

0 %

El gobernador del departamento de Tarija, Oscar Montes Barzón, dijo que continúa en pie la invitación a las autoridades regionales del Chaco, para reunirse en el edificio de la Gobernación e iniciar la conciliación de cuentas sobre los recursos provenientes de las regalías y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), e invitó también al gobierno nacional para que sea parte como mediador en el diálogo entre los dos niveles de gobierno subnacionales.

 “Nosotros estamos a la espera, hemos pedido que el gobierno nacional intervenga, me imagino que ahora están ocupados porque van a mandar en los próximos días el presupuesto a la nueva legislatura que ya se está instalando y me imagino que después se darán tiempo para hacer de mediación”.

 Montes insistió que el gobierno departamental tiene las cuentas claras, ya que fueron revisados todos los números y los mismos son exactos, por lo tanto, aguardará pacientemente a que las autoridades del Gran Chaco decidan asistir al diálogo: “El tema es que los números no tienen color político, hay que sumar y restar, es muy elemental y nosotros tenemos todos los respaldos a no ser que el ministerio (de Economía y Finanzas) borre su base de datos, que serías una cosa muy rara y muy extrema, pero estamos tranquilos porque tenemos fotocopias de todas las transferencias que hemos recibido y que hemos enviado al Chaco”.

 La autoridad insistió en tener los datos exactos sobre las transferencias realizadas al gobierno regional, así mismo, mencionó que su gestión está terminando de sanear las cuentas con otras instituciones como es el caso de Ende (Empresa Nacional de Electricidad), que sería la última gran deuda que le queda a Tarija. El propósito es acabar el año con las finanzas controladas, para que no se registren nuevos débitos o denuncias por supuesto incumplimiento.

 “Todo el plan de pagos está ordenado, se está empezando a cumplir, tenemos nuestras cuentas bien claras con la mayoría de las instituciones, con los alcaldes, con los subgobernadores, con las instituciones del gobierno nacional, con las empresas que han estado proveyendo insumos, el caso de las canastas (alimentarias), del Prosol, el caso de las empresas constructoras que poco a poco les estamos cumpliendo todas las obligaciones”.

 Agregó, que hasta fin de año estará todo ordenado de manera que cada empresa y cada acreedor sepa cuánto y cuándo se le va a pagar, es decir se espera tener ordenadas las finanzas, con lo que se concluirá la primera fase del plan de reestructuración financiera del Gobierno Autónomo Departamental de Tarija.