logo

0 %

El gobernador Oscar Montes Barzón informó que durante los últimos 6 años en el departamento de Tarija se invirtieron alrededor de 200 millones de bolivianos en proyectos de agua, de los cuales 100 millones son deuda vigente. Se destinaron además otros 120 millones de bolivianos en la Planta de tratamiento de aguas residuales, sin embargo, los problemas de abastecimiento de agua potable y alcantarilladlo continúan en Tarija. A esto se suma que el Fondo Nacional de Inversión Productiva y Social (FPS), pide al gobierno departamental otros 60 millones de bolivianos para un nuevo proyecto.

“Nosotros estamos dispuestos a resolver el problema del agua y el alcantarillado pero no podemos seguir gastando plata de la manera que se hizo anteriormente porque ni siquiera se han cancelado esos proyectos. La Gobernación debe de la planta de tratamiento de San Blas, debe 100 millones del proyecto Guadalquivir… queremos saber en qué se ha gastado es plata, dónde está el agua que tenía que producir toda esa cantidad de inversión”. El Gobernador instruyó evaluar cada proyecto  de agua y alcantarillado, para conocer y evaluar los alcances reales de cada uno.