logo

0 %

La Dirección de Gestión Cultural y Patrimonio de la Gobernación de Tarija llevó adelante esta mañana un acto en conmemoración de los 86 años del Cese de Hostilidades de la Guerra del Chaco. El evento se desarrolló en el histórico “Ojo de agua” del Barrio Juan XXIII y contó con la presencia de autoridades civiles, militares, policiales y vecinos de la zona.

Se contó con la presencia de una banda militar, una compañía del Regimiento Padilla XX de Infantería y la presencia especial de hijos y nietos de los beneméritos del conflicto. Se expusieron fotografías relacionadas a la Guerra y se dio especial relevancia a este emblemático sitio desde el cual partían los combatientes hacia la llanura chaqueña luego de abastecerse de agua que manaba de manera natural de la tierra.

La directora de Gestión Cultural y Patrimonio, Cinthia Choque, señaló que es importante conocer un poco más de la historia sobre la Guerra del Chaco que enfrentó a Bolivia y Paraguay entre 1932 y 1935: “Por aquí fue donde los soldaditos y excombatientes pasaron para consumir y donde se dotaban del agua para seguir su trayecto, es muy importante recordar y transmitir esta historia a nuestros hijos y nietos”.

El Comandante de la Región Militar de Tarija, José Luis Baldivieso, aseguró que es importante recordar todos los aniversarios, pero en esta oportunidad resaltar el aporte de los excombatientes que libraron la contienda en defensa de la Patria: “Este era un lugar de acantonamiento de los diferentes contingentes que llegaban del interior del país, se aglomeraban y reabastecían del líquido elemento de aquí, un ojo del agua que será próximamente destacado como un patrimonio cultural. Más allá había una plaza de armas de donde formaban y de ahí partían hacia el Chaco”.

Por su parte, el presidente del barrio Juan XXIII, Erick Barreto, lamentó que los predios que reflejan parte de la historia sean privados, cuando existe una Ley nacional que lo declara patrimonio: “No podemos tener un patrimonio cultural y nacional, parte de la historia de Bolivia como una propiedad privada, vamos a tomar las riendas con el presidente del barrio Aeropuerto para gestionar y que se realice el proyecto que nos mencionaron las autoridades”, declaró.