logo

0 %

Tras ocho días de limpieza la Gobernación de Tarija, a través del Proyecto Múltiple de San Jacinto, comenzó con el llenado de uno de los principales reservorios de agua ubicado en la comunidad de Santa Ana La Vieja, con el cual se beneficiará a los regantes y productores de uva del valle central, Cercado y Uriondo.

El director del Proyecto Múltiple San Jacinto, José Valdez, explicó que la capacidad que ahora tendrá este reservorio será de unos 20 mil metros cúbicos de agua, el doble de la capacidad que tenía antes de la intervención puesto que había mucho lodo y sedimento acumulado por los años: “Estamos volviendo a llenar de agua un depósito que hace una semana lo hemos empezado a limpiar, estaba lleno de lodo entre un 60 a 70 por ciento. Ahora terminamos el trabajo y lo vamos a habilitar para riego”.

Valdez señaló que se termina un trabajo que debió realizarse hace muchos años y en anteriores gestiones, sin embargo, luego de 25 años y por desición del gobernador Oscar Montes, quien también fue gerente del Proyecto Múltiple, se hizo este trabajo de emergencia: “Este trabajo va a beneficiar a unas siete comunidades y alrededor de unas 700 familias para dotarlos con mayor cantidad de agua al sector productivo, irá para riego y para mejorar la producción de la zona”.

Uno de los beneficiarios y juez de agua de la comunidad de Media Luna, Tito Baldivieso, dijo sentirse contento con la habilitación de esta presa, agradeció a los responsables del Proyecto Múltiple y a la Gobernación, además de los regantes, quienes trabajaron en la parte de apoyo y seguimiento de la limpieza realizada: “Casi la mitad de la presa estaba colmatada, por eso no teníamos presión del agua para riego, esperemos superar este año, porque la crisis del agua recién nos viene en los meses de octubre y noviembre y ahí son las discordias y peleas por este sistema de riego”.

Otro de los jueces del agua de la comunidad de Sunchuguayco, Antonio Mercado, indicó que la rehabilitación de este reservorio de agua es de mucho beneficio, porque con el lodo no se podía llenar el embalse de la presa, es así que también agradeció a los encargados de llevar adelante este proyecto y a la iniciativa del gobernador Oscar Montes.

Por su parte, el regante de San Isidro, Emilio Tejerina, aseguró que estos trabajos de mantenimiento programados eran necesarios porque nunca se hicieron las limpiezas al sistema de riego, por lo que ahora se está tomando más en serio estas tareas para mejorar la conducción y servicio del agua que es necesaria para el sector productivo.