logo

0 %

A tiempo de cumplir este miércoles el primer mes de encapsulamiento de los hogares y centros de acogida en Tarija, el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), informó que se mantendrá este plan de contención durante el mes de julio para prevenir y evitar posibles contagios de COVID-19 en las personas de sectores vulnerables de la población de Cercado y Bermejo.

La directora del Sedeges, María Esther Valencia, indicó que el plan de contingencia fue elaborado para dos meses (junio y julio), sin embargo, se irá flexibilizando de acuerdo a los reportes técnicos del Servicio Departamental de Salud (Sedes): “No será una flexibilización total, porque se ha empezado con 15 días, podemos ir encapsulando por una semana en lo posterior, pero hasta no conocer datos oficiales del Sedes, se mantiene el encapsulamiento en julio”.

Valencia agradeció la predisposición del gobernador Oscar Montes, quien brindó todos los recursos para comprar los materiales de bioseguridad, de limpieza, para garantizar que el virus no ingrese a los hogares o centros de acogida, además del apoyo de la Secretaría de Desarrollo Humano que entregó pruebas rápidas para el personal.

“Antes de que entre personal a encerrase por 15 días se le hace la prueba y en caso de ser negativo recién ingresa, gracias a estos hemos podido detectar en varias ocasiones contagios en nuestro mismo personal, asintomáticos, gracias a Dios, pero han tenido que ser dados de baja para precautelar la salud especialmente de nuestros ancianitos que son los más vulnerables”, indicó Valencia, quien señaló que gracias a este encapsulamiento se logró que no haya contagios o brotes de casos de coronavirus en el Asilo de Ancianos, en los centros de acogida de menores de edad y de personas vulnerables.