logo

0 %

La ausencia de desembolsos de la anterior gestión del Gobierno Departamental de Tarija, hacia la Subgobernación de Cercado, generó a ésta última una deuda acumulada de 20 millones de bolivianos a los proveedores de la canasta alimentaria para las personas de la tercera edad. El monto corresponde a parte de la gestión 2019, todo el año 2020 y parte de la gestión 2021. Ese motivo forzó a suspender por un tiempo la entrega de este beneficio hasta reducir la deuda, explicó el gobernador Oscar Montes: “Estamos pagando cada mes un poco, el anterior mes hemos pagado un millón de bolivianos, este mes pagaremos 2 millones. En la medida de que alguna de las empresas quiera darnos crédito podemos pensar en volver endeudarnos, pero ya con control, de manera totalmente responsable”. Montes añadió que se encuentran en una etapa de ordenamiento de la institución y que algunos de los programas serán reactivados paulatinamente, de manera responsable, sin endeudar más al Gobierno Departamental de Tarija.