logo

0 %

El gobernador del departamento, Oscar Montes, en conferencia de prensa indicó que si bien la Planta de Karachipampa en Potosí es una opción para adquirir oxígeno medicinal para Tarija, no es la definitiva porque no alcanza para cumplir los requerimientos del departamento, por lo que se analizan otras alternativas para suplir el déficit en los hospitales del departamento, en especial en las salas COVID del San Juan de Dios.

“Esperamos que el Gobierno Nacional ponga a Tarija dentro de la lista de beneficiarios. Ellos están comprando plantas de oxígeno y han asegurado que lo van a hacer”. Montes mencionó que se armó mucha polémica política sobre la planta de oxígeno que, por no cumplir con los requerimientos técnicos que había ofrecido, fue retirada de los predios del Hospital Materno Infantil.

“Hubo una intensa actividad política que se ha desarrollado en torno al tema de la planta de oxígeno, por lo tanto, nosotros vamos a tener paciencia y esperar, porque no queremos cometer ningún error o alguna acción que pudieran dar lugar a situaciones políticas, hay asambleístas y diputados que están en eso”.

El Gobernador lamentó que a los políticos opositores a su gestión no les importe la salud o conseguir oxígeno sino atacar su gestión: “Nos vamos a tomar el tiempo, de momento vamos a hacer lo que se hacía antes, tratar de extremar esfuerzos para conseguir oxígeno, vamos a comprar la Planta, le hemos encargado a la Alcaldía (de Cercado) que nos ayude en aquello y lo vamos a analizar”.

La primera autoridad del departamento sostuvo que, como todo producto en el mercado, la compra o adquisición de oxígeno está sujeto a la oferta y la demanda, por eso se espera que los precios bajen o que se estabilice la dotación para recién adquirir una planta, sin descuidar la compra de cilindros de este producto: “La mejor manera de resolver este tema de fondo es que nos vacunemos, si nos vacunamos todos, listo, no va a haber necesidad siquiera de oxígeno ni de ir al hospital, así que la solución que estamos dando no va por atender la consecuencia de la enfermedad sino atacar su raíz”, explicó.