logo

0 %

El gobernador del departamento de Tarija, Lic. Oscar Montes Barzón, acompañado por el Secretario de Desarrollo Productivo y el director del Programa Solidario Comunal (Prosol), visitó la localidad de Calamuchita para reunirse con ocho comunidades campesinas que invirtieron recursos del Prosol en tres emprendimientos relacionados a la fabricación de tubos, jugos y mallas antigranizo.

Montes informó que fábrica de tubos no cuenta con un plan de negocios, por lo que el emplazamiento de la fábrica y la compra de equipos se ejecutó sin proyecciones futuras que garanticen el retorno de ingresos a las comunidades beneficiarias, para un proyecto que costó un millón de dólares, sin embargo, se encontró que muchos ítems costaron entre tres a cinco veces más de lo normal.

El Gobernador anunció la contratación de un profesional que se encargue de evaluar la factibilidad de la fábrica con el fin de reencaminar este proyecto, utilizar la infraestructura y no perder la inversión de las comunidades campesinas: “Vamos a iniciar desde cero, por eso vamos a reconstruir la historia de la parte legal para saber cómo está constituido legalmente este emprendimiento, también evaluaremos la parte técnica, saber que se compró, para qué sirve y qué falta comprar para garantizar que esto funcione. Estudiaremos el mercado para saber si se ajusta a lo que se produce en esta fábrica”.

La inspección reveló también que la construcción es precaria, vulnerable a robos y daños ocasionados por las condiciones climatológicas ya que su perímetro no está cerrado y no hay ni un sereno que cuide las instalaciones. Otra irregularidad es la ejecución de este proyecto con recursos públicos, pero al ser ejecutado mediante el Prosol, el proyecto aparece como si se hubiera ejecutado con financiamiento privado y por lo tanto no puede ser investigado bajo la Ley Safco.

El Secretario de Desarrollo Productivo, Ing. Efraín Rivera, informó que luego de la evaluación técnica pertinente de un ingeniero electromecánico se tomarán las decisiones necesarias para el funcionamiento de la fábrica: “Una vez que tengamos el diseño final y el plan de negocios, con gente experta que vamos a contratar, vamos a asumir las responsabilidades para invertir lo que falta para poner en funcionamiento la fábrica y de esta forma inyectar recursos a la región e inyectar trabajo”.