logo

0 %

El gobernador de Tarija, Oscar Montes Barzón, considera injusto que las alcaldías pretendan usurpar recursos a la autonomía departamental con la Ley N° 206, que destina el 1% de las regalías para cada municipio del departamento, excepto los tres municipios del Gran Chaco, porque confisca recursos para destinarlos a los gobiernos autónomos municipales, lo que conlleva incluso a realizar débitos automáticos, motivo por el cual la Asamblea Legislativa Departamental analizará las modificaciones o la abrogación de dicha norma.

“A mí me parece curioso que los alcaldes se metan con las leyes departamentales, tenemos que respetar muestras autonomías, es lo mismo que yo me ponga a opinar con que no estoy de acuerdo con una ley que sacó tal municipio o tal otro municipio, aquí hay niveles de autonomía, necesitamos respetarnos. No me parece bien que la autonomía municipal pretenda ponerse a legislar en la autonomía departamental”.

 Montes recordó que a principios de su gestión envió 99 leyes a la Asamblea Legislativa de Tarija para su análisis porque matemáticamente no pueden cumplirse, dada la situación financiera que atraviesa la Gobernación: “Voy a reiterar en estos días ese pedido a la Asamblea, que considere esas leyes, porque ustedes son testigos de que los recursos de los hidrocarburos están bajando de manera drástica, por lo tanto, necesitamos adecuar nuestra normativa a la nueva realidad económica que tenemos”.

 La primera autoridad departamental declaró que existen muchas dudas sobre el uso que le dieron algunas alcaldías a los recursos que se debitaron de la Gobernación, en ese sentido, añadió que espera la información oficial para conocer si el dinero fue utilizado como ordena la ley o se habría incurrido en el delito de malversación de fondos: “Todas las leyes deben revisarse y será la Asamblea la que defina si es que hay que abrogarla, si es que hay que modificarla o cualquiera de las dos situaciones, pero está claro que no podemos continuar con esa cantidad de normas que son matemáticamente imposibles de cumplir, la ley del 1% se ha estado cumpliendo, pero a costa de sacrificar una serie de otras competencias que tiene la autonomía departamental”.

 Agregó que es momento de ordenar el departamento de Tarija porque la Ley del 1% es resultado de una confrontación política entre los asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) y el exgobernador Adrián Oliva y no de un proceso de planificación, por lo tanto, no es una norma que responda a un proceso de desarrollo o a una estrategia de desarrollo, sino también a un tema político.