logo

0 %

Ante la advertencia de los más de 60 profesionales en salud: médicos y trabajadores de las salas de terapia intensiva del Hospital Regional San Juan de Dios, de dejar sus funciones ante el atraso de tres meses de pago y falta de renovación de los ítems por parte del Ministerio de Salud, la Gobernación de Tarija exhortó al nivel central a no generar una crisis administrativa que se sume a la sanitaria en plena tercera ola de la pandemia del COVID-19.

La Secretaria de Desarrollo Humano de la gobernación, María Lourdes Vaca, dejó en claro que existe una responsabilidad legal, un mandato constitucional que el nivel central del Estado debe cumplir en el tema de ítems para contar con los recursos humanos indispensables para el combate de la Pandemia: “A un mes de gestión de este gobierno departamental hemos hecho todos los esfuerzos para dar certezas y seguridades de los recursos humanos en cuanto a la atención del Hospital y en la dotación de oxígeno, pero no podemos asumir responsabilidades que no son nuestra competencia, lo que vemos es una falta de planificación para proteger a la ciudadanía”.

El Director del SEDES, Álvaro Justiniano, a su turno indicó que ante la pandemia no solo se necesita infraestructura sino equipamiento, insumos y recursos humanos: “Estos elementos hacen al trabajo de una unidad que es muy importante y más aun en la situación de pandemia en la que nos encontramos, hay contratos que vienen de la AISEM y hace tres meses que están impagos y además que no han sido renovados. Existe personal trabajando en primera línea y pone en riesgo su vida y en esta situación crítica, requiere del concurso de varios actores”.

Justiniano recordó que la responsabilidad es compartida y el Gobierno Nacional tiene implementados recursos humanos (ítems AISEM) para coadyuvar en la pandemia. El Gobierno Departamental también tiene comprometidos recursos humanos y referidos a insumos, infraestructura, entre otros, para la atención en salud. Aclaró que ante la falta de renovación de los ítems, la Gobernación, el SEDES y el Hospital San Juan de Dios hicieron todas las gestiones ante el Ministerio de Salud y sus viceministerios para encontrar una solución, pero hasta el momento no se ha recibido una respuesta concreta.

El subdirector del Hospital Regional San Juan de Dios, Marcelo Ugarte, explicó que en las áreas de Terapia Intensiva e Intermedia de COVID-19, contaban con el apoyo de 68 ítems AISEM por parte del Gobierno Nacional, entre los cuales se tiene médicos, enfermeras, fisioterapeutas, bioquímicos y personal de imagenología para combatir la pandemia: “Para nosotros es irremplazable esta cantidad de médicos porque no contamos en el departamento con la suficiente cantidad de especialistas que puedan ser transferidos de ninguna de las otras áreas para suplantar a estos médicos que llevan más de 15 meses atendiendo la pandemia y están altamente especializados y calificados en esta área”, explicó.