logo

0 %

La gobernación de Tarija, a través de la Secretaría de Desarrollo Humano y la Dirección de Seguridad Ciudadana, junto al Centro de Estudios y Apoyo al Desarrollo Local (CEADL) iniciaron la capacitación a jóvenes, adolescentes y niños, respecto al proyecto de “Fortalecimiento de mecanismos socio-protectores para la prevención y respuesta ante la trata de personas y delitos conexos con énfasis en los aspectos de vulnerabilidad agravados por el COVID-19”.

La secretaria de Desarrollo Humano, María Lourdes Vaca, señaló que se firmó una carta de intenciones con el CEADL para promocionar políticas de acción y coordinación interinstitucional que permitan luchar contra la trata y tráfico: “En el país el año 2019 hemos cerrado con 882 casos de trata y tráfico, a nivel departamental con 40 casos. Es un hecho que afecta a nuestras niñas, niños y adolescentes, en Tarija tenemos preocupación por ser un departamento que es frontera y en consecuencia hay una afectación importante a lo que es la familia, la violencia intrafamiliar y que en muchos casos concurre en feminicidios”.

La directora departamental de Seguridad Ciudadana, Giovanna Delfín, explicó que se trata de un ciclo de capacitaciones permanentes que se socializa desde este viernes con la CEADL, esto mediante becas que se dieron a los jóvenes para formarles en 7 temáticas diferentes: “La capacitación va desde las medidas de bioseguridad, no solamente el uso del barbijo y el alcohol, sino incluso aspectos de la salud, se les dará una formación en aquello. También técnica legislativa, incidencia social, lucha contra la violencia, como afrontar delitos de trata y tráfico y la identificación de posibles víctimas”.

Delfín detalló que desde el viernes comienza la socialización con el lanzamiento oficial y durante siete semanas más de 50 estudiantes entre damas y varones serán beneficiados con las becas gratuitas y megas para que pasen los cursos virtuales en este primer ciclo, que podría ser replicado si existe demanda.

El coordinador de proyectos en Tarija del CEADL, Joel Ibarra Batallanos, señaló que estas capacitaciones van dirigidas a jóvenes, adolescentes y niños y tienen la virtud de generar mecanismos de autoprotección contra la violencia, el consumo de drogas y la trata de personas: “Queremos prevenir un flagelo que es la violencia sexual y comercial, que se ha incrementado últimamente y este proyecto tiene la característica de analizar los efectos post COVID a nivel social, cultural y económico, porque estas problemáticas se han ido acelerando después de la cuarentena”.

Ibarra sostuvo que es necesario dar una respuesta urgente, trabajar en la salud mental de los jóvenes para que ellos puedan tomar decisiones correctas y no estén en riesgo de ser captados por tratantes: “Los jóvenes deben tener mecanismos para que puedan trabajar en la comunidad y también con las autoridades municipales, que es el nexo que deberían tener”.