logo

0 %

El gobernador Oscar Montes descartó promover una normativa departamental que obligue a los ciudadanos a vacunarse contra su voluntad, debido principalmente a que la Constitución Política del Estado protege la libertad individual y cuida que cada persona sea libre de decidir  qué hacer con su cuerpo, además de los aspectos culturales y religiosos que forman parte de las decisiones de algunas personas: “No se puede obligar a vacunar, pero creo que todos tenemos la obligación moral de cuidar el entorno, por lo tanto, cualquier institución puede pedir que se presente una prueba con resultado negativo para admitir al trabajador”.

Montes recordó que está en vigencia el Decreto Departamental que autoriza el permiso de media jornada laboral al sector público y privado para que los trabajadores asistan a vacunarse contra el coronavirus y valoró el nivel de coordinación entre todas las autoridades nacionales, departamentales y municipales para alcanzar la inmunidad de rebaño en el país.