logo

0 %

La primera autoridad del departamento, el Lic. Oscar Montes Barzón, afirmó que la Gobernación no tiene condiciones financieras para ejecutar la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, en especial cuando el costo de la obra fue subiendo durante los últimos años. Montes recordó que la planta que se quería construir con recursos de la cooperación holandesa tenía un costo de 25 millones de bolivianos y que ahora ese monto ascendió a 80 millones, lo que impediría al Gobierno Departamental hacerse cargo del proyecto: “Es una locura lo que crecen los montos de los proyectos en Tarija, hay una costumbre de algunos proyectistas a tratar de levantar los precios de manera totalmente irracional, esa forma de ganancia es usurera, hay que erradicarla de Tarija, basta de los proyectos millonarios que son los que nos llevaron a esta profunda crisis que hoy estamos viviendo”.

El Gobernador recordó que el Gobierno Nacional se comprometió a financiar la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales y que existen otras alternativas de financiamiento que solo pueden ser canalizadas por el nivel central: “A nivel nacional varios programas, sobretodo financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo, han permitido a ciudades como Cochabamba, La Paz, Santa Cruz, construir plantas gigantescas de tratamiento de aguas residuales que fueron canalizadas por el Gobierno Nacional, por lo tanto se debería seguir la misma receta para Tarija”.

Por otro lado, Montes afirmó que el proyecto de mitigación de olores en las lagunas de oxidación del barrio San Luis tiene un costo excesivo y que no resolverá la problemática que generan las aguas residuales en el municipio de Cercado. El proyecto cuesta alrededor de 4.5 millones de dólares y no existe garantía que se resuelva el mal olor que provocan las algunas de oxidación, añadió que ese dinero alcanzaba para la construcción de dos plantas de tratamiento pequeñas que podrían resolver este problema.