logo

0 %

 

 

El Gobernador de Tarija, Adrián Oliva junto a una representación de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), inspeccionaron los trabajos  que se llevan adelante en la ejecución del proyecto de construcción de la 'Planta de tratamiento de Aguas Residuales de San Blas', que registra a la fecha un avance físico superior al 70%, por lo que se espera que la Asamblea Legislativa pueda aprobar la solicitud al crédito de Bs. 30 MM para garantizar la conclusión de esta obra y del Hospital Materno Infantil.

“Este proyecto tiene un impacto muy grande para la ciudad de Tarija, ya que con el mismo vamos a resolver de manera parcial el problema del tratamiento de las aguas”, indicó Oliva, al momento de explicar que dicha obra al ser concluida permitirá beneficiar a 7866 familias de más de 29 barrios  de los distritos 12 y 13 de Cercado.

Sin embargo, ante la negativa del ente legislativo que se niegan en aprobar el proyecto normativo para que Tarija acceda a un nuevo crédito bancario de Bs 30 millones que permita inyectar más recursos para concluir el Hospital Materno Infantil y la Planta de tratamiento de San Blas, Oliva pidió a los legisladores que no perjudiquen al desarrollo de la región, ya que dichas obras irán en beneficio del departamento.

Sobre la inversión del proyecto, el Gobernador Oliva explicó que la obra será financiada entre la Gobernación de Tarija y el Gobierno municipal de Cercado con el 50% cada uno; considerando que este proyecto cuando sea puesto en marcha permitirá la desinfección de las aguas contaminadas para preservar el medio ambiente y propiciar una mayor disponibilidad del recurso hídrico que en la actualidad es de vital importancia.

El secretario General de la Federación de las Juntas Vecinales de Tarija (Fedjuve), Víctor Acero, resaltó los avances que presenta esta obra que al ser concluida permitirá resolver un problema ambiental sobre el tratamiento de las aguas residuales.

Sin embargo, Acero lamentó que desde la Asamblea Legislativa se opongan a que el proyecto de la Planta de Tratamiento de San Blas corra el riesgo de paralizarse en vista de la negativa para aprobar el crédito que solicitó la Gobernación.